domingo, 12 de febrero de 2017

Pizza casera (Barbacoa)

Bonjour mes amis!!!

Qué tal va todo???????? Cómo van esas recetas??? Cómo van esas ganas de crear y sorprender???????

Contra todo pronóstico, o mejor dicho contra todos mis temores, yo sigo apasionándome por crear, cocinar, "fabricar" (como dice mi compi de curro). No os voy a mentir, y algunas veces detesto tener que cocinar en ese preciso momento un determinado plato o tapa (como por ejemplo hacer croquetas), pero bueno, luego se compensa con otras creaciones y recompensa esa sensación cuando recibes halagos de los clientes.

Es una lástima que no pueda tener más momentitos para ir haciendo fotos de todo lo que llego a cocinar a la semana!!!! Pero bueno, poco a poco (sí, lamentablemente es poco a poco) os voy trayendo algunas de las recetas que hago en el trabajo.

Por ejemplo, la receta de hoy, es un éxito asegurado siempre!!!! 

En el pueblo donde está el restaurante, hay mucha competencia para un pueblo tan pequeño, evidentemente que hay un Italiano cerca, y se corrobora que esta Pizza casera que os traigo hoy es tremendamente buenísima cuando prefieren mis pizzas a las que tienen en el Italiano en cuestión!!!

Así es, esta pizza es demasiado espectacular:



La foto no es de las mejores, pero creedme que el sabor es tremendo.

Como ya os había comentado en algún post del inicio de esta aventura bloguera, en el 2005 mis padres decidieron coger un bar, por motivos ajenos a nosotros, encaramos el bar a un lugar juvenil de pizzas, torradas y bocadillos.

Para aquel entonces, era bastante usuaria de restaurantes italianos así que me resultó fácil crear la carta de pizzas.

Tenía claro que no quería las típicas que podía tener todooooo el mundo (aunque algunas de las más imprescindibles pues también las teníamas) así que inspirada en mi favorita pues hicimos la Pizza Barbacoa. 

Era una de las más vendidas, así que cuando tuve por la mano el horno del trabajo actual, pensé que tenía que recuperar esta espectacular pizza.

No os penséis que desde entonces en casa no habíamos comido pizza barbacoa hehehe jajajajaj 

Pero pasa ser justa, la receta de la masa actual es de las fabulosas pizzas que mi amiga Susana nos hace cuando nos invita en casa. Ahora por la distancia es de año en año, pero bueno, siempre es un placer.

Yo normalmente adapto las recetas a mis gustos o las voy modificando según voy viendo, así que os dejo por aquí la receta de esta espectacular Pizza Barbacoa, que evidentemente la podéis hacer de lo que más os guste o de lo que tengáis por casa:

Ingredientes:
(para 2-3 personas)


Para la masa:


  • 300 gr Harina (normal de trigo)
  • 40 gr Maizena
  • 8 gr. Levadura fresca 
  • 50 gr. Aceite de oliva
  • 190 gr. Agua
  • 5 gr. Sal

Para el relleno:
  • 80-100 gr. Salsa Barbacoa 
  • 250-300 gr.Queso mozzarella
  • 200-250 gr.Carne picada (de ternera o mixta de ternera y cerdo)
  • 1 pechuga Pollo
  • 10 gotitas de Tabasco o cualquier otro picante
  • 150 gr. Beicon 
  • 2 Cebollas medianas
  • 2 cucharadas Orégano

Nota: Según cuando estiréis las pizzas os saldrá para dos o para tres personas.Los ingredientes de la barbacoa son tan a ojo que os pongo unas cantidades más o menos, pero como siempre os digo, ponedlo a vuestro gusto y lo que os vaya pidiendo la propia pizza.

Proceso:

Es una de esas recetas que tienes que planificarte con antelación, ya que necesitamos un tiempo de levado para la masa.

Nos ponemos manos a la obra con la masa, para ello en un bol grandecito diluimos la levadura en el agua. Una vez disuelta le añadimos la harina, la levadura, el aceite y la sal.

Yo lo mezclo todo con mi super pinche de cocina robotizado pero si no lo tenéis pues con paciencia y maña vais amasando hasta conseguir una masa no muy pegajosa pero tampoco muy seca. En mi caso, prefiero que se me pegue ligeramente a las paredes del bol ya que suele quedar más esponjosa al final.

Una vez tengamos la bola, tapamos con un paño limpio y dejamos levar como mínimo 1 hora si el ambiente es cálido o 1 hora y media si el ambiente es frío. En el trabajo, el calor de la cocina es ideal para acelerar este levado y aún así lo dejo 1 hora y media. En casa tengo una opción en el mico-horno que en 40 minutos me leva la masa. 

En este tiempo de espera, podemos ir macerando la pechuga de pollo en trocitos con el tabasco, con pimienta, o con cualquier picante que nos guste, si la preferís al natural pues simplemente la dejamos en daditos. También pocharemos la cebolla. Para ello la cortamos en juliana y a fuego lento con un chorrito generoso de aceite la vamos rehogando. 

Cuando ha pasado el tiempo suficiente para que la masa haya doblado su tamaño, llega el momento de montar todo el tinglado!!!

En una superficie enharinada (yo utilizo papel de horno sobre la superficie simplemente por comodidad a la hora de recoger, pero podéis hacerlo directamente sobre la encimera, o una mesa o vuestro espacio de trabajo) ponemos la bola de masa en el centro y estiramos al gusto, es decir, si os gusta las masas muy finas estiráis mucho y si os gustan las masas más gorditas pues no tanto.

En el momento de estirar la pizza,decidid si queréis hacer dos pizzas o una grande como la de la foto. En casa mi horno es pequeño así que hago tres bolas (tres pizzas peques) con la cantidad de masa que me sale con estos ingredientes. Vosotros decidís.

Si sois principiantes en el estirado de pizzas os recomiendo un rodillo, como en las fotos que os muestro, pero en mi casa las pizzas las estiro a mano, sin rodillo, os aconsejo que con la práctica os atreváis ya que quedan mucho más esponjosas y ricas por el tema de no romper las fibras del gluten.

Si os atrevéis a estirarla a mano, sería apretando un par de veces el centro con la parte de la mano que toca la muñeca, y a partir de ahí en círculos y con las manos planas ayudándonos con los dedos vamos haciendo círculos hasta que veamos que va cediendo la masa al gusto.

Una vez estirada la pasamos a la bandeja donde la vayamos a estirar, con un papel de horno para facilitar luego el emplatado.

Ponemos toda la base de salsa barbacoa, dejando los bordes al gusto. Seguidamente extendemos la mozzarella. Repartimos la carne picada (en mi caso le pongo previamente un poquito de sal, nada más) y los trocitos de beicon, los daditos de pechuga y por último la cebolla pochadita.

Según lo mucho o poco que os guste la salsa barbacoa, podéis terminar con un chorro en forma de espiral por encima de todos los ingredientes.

Ya tenemos la pizza lista para hornear.

Con un precalentamiento previo, pondremos la pizza a unos 250º unos 15 minutos. En mi casa, mi horno solo alcanza los 200º, si os pasa como a mí no os preocupéis, lo ponéis a 200º unos 20-25 minutos, tenéis que estar atentos porque cada horno es un mundo.

Bueno y cuando veáis que está doradita, ya la podéis sacar, y justo recién sacada del horno espolvoread el orégano, de esta manera, en crudo y con el calor que desprende la pizza se potencia su aroma.

Pues si os esperabais una pizza facilita y rápida, no, lo siento, esta receta no lo es, aunque siempre podéis rellenarla de otros ingredientes que os sea más fácil, pero creedme que esta pizza es éxito asegurado!!!

En fin, pues con todo lo que me he enrollado espero que hayáis llegado hasta aquí jajajajajaja. Espero que terminéis de pasar un bonito fin de semana, espero que os haya gustado la receta y sobretodo espero que os atreváis porque vale la pena!!

Un besazo enormeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee

Sed felices!!!

Desi.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por colaborar en este blog.