domingo, 12 de febrero de 2017

Pizza casera (Barbacoa)

Bonjour mes amis!!!

Qué tal va todo???????? Cómo van esas recetas??? Cómo van esas ganas de crear y sorprender???????

Contra todo pronóstico, o mejor dicho contra todos mis temores, yo sigo apasionándome por crear, cocinar, "fabricar" (como dice mi compi de curro). No os voy a mentir, y algunas veces detesto tener que cocinar en ese preciso momento un determinado plato o tapa (como por ejemplo hacer croquetas), pero bueno, luego se compensa con otras creaciones y recompensa esa sensación cuando recibes halagos de los clientes.

Es una lástima que no pueda tener más momentitos para ir haciendo fotos de todo lo que llego a cocinar a la semana!!!! Pero bueno, poco a poco (sí, lamentablemente es poco a poco) os voy trayendo algunas de las recetas que hago en el trabajo.

Por ejemplo, la receta de hoy, es un éxito asegurado siempre!!!! 

En el pueblo donde está el restaurante, hay mucha competencia para un pueblo tan pequeño, evidentemente que hay un Italiano cerca, y se corrobora que esta Pizza casera que os traigo hoy es tremendamente buenísima cuando prefieren mis pizzas a las que tienen en el Italiano en cuestión!!!

Así es, esta pizza es demasiado espectacular:



La foto no es de las mejores, pero creedme que el sabor es tremendo.

Como ya os había comentado en algún post del inicio de esta aventura bloguera, en el 2005 mis padres decidieron coger un bar, por motivos ajenos a nosotros, encaramos el bar a un lugar juvenil de pizzas, torradas y bocadillos.

Para aquel entonces, era bastante usuaria de restaurantes italianos así que me resultó fácil crear la carta de pizzas.

Tenía claro que no quería las típicas que podía tener todooooo el mundo (aunque algunas de las más imprescindibles pues también las teníamas) así que inspirada en mi favorita pues hicimos la Pizza Barbacoa. 

Era una de las más vendidas, así que cuando tuve por la mano el horno del trabajo actual, pensé que tenía que recuperar esta espectacular pizza.

No os penséis que desde entonces en casa no habíamos comido pizza barbacoa hehehe jajajajaj 

Pero pasa ser justa, la receta de la masa actual es de las fabulosas pizzas que mi amiga Susana nos hace cuando nos invita en casa. Ahora por la distancia es de año en año, pero bueno, siempre es un placer.

Yo normalmente adapto las recetas a mis gustos o las voy modificando según voy viendo, así que os dejo por aquí la receta de esta espectacular Pizza Barbacoa, que evidentemente la podéis hacer de lo que más os guste o de lo que tengáis por casa:

Ingredientes:
(para 2-3 personas)


Para la masa:


  • 300 gr Harina (normal de trigo)
  • 40 gr Maizena
  • 8 gr. Levadura fresca 
  • 50 gr. Aceite de oliva
  • 190 gr. Agua
  • 5 gr. Sal

Para el relleno:
  • 80-100 gr. Salsa Barbacoa 
  • 250-300 gr.Queso mozzarella
  • 200-250 gr.Carne picada (de ternera o mixta de ternera y cerdo)
  • 1 pechuga Pollo
  • 10 gotitas de Tabasco o cualquier otro picante
  • 150 gr. Beicon 
  • 2 Cebollas medianas
  • 2 cucharadas Orégano

Nota: Según cuando estiréis las pizzas os saldrá para dos o para tres personas.Los ingredientes de la barbacoa son tan a ojo que os pongo unas cantidades más o menos, pero como siempre os digo, ponedlo a vuestro gusto y lo que os vaya pidiendo la propia pizza.

Proceso:

Es una de esas recetas que tienes que planificarte con antelación, ya que necesitamos un tiempo de levado para la masa.

Nos ponemos manos a la obra con la masa, para ello en un bol grandecito diluimos la levadura en el agua. Una vez disuelta le añadimos la harina, la levadura, el aceite y la sal.

Yo lo mezclo todo con mi super pinche de cocina robotizado pero si no lo tenéis pues con paciencia y maña vais amasando hasta conseguir una masa no muy pegajosa pero tampoco muy seca. En mi caso, prefiero que se me pegue ligeramente a las paredes del bol ya que suele quedar más esponjosa al final.

Una vez tengamos la bola, tapamos con un paño limpio y dejamos levar como mínimo 1 hora si el ambiente es cálido o 1 hora y media si el ambiente es frío. En el trabajo, el calor de la cocina es ideal para acelerar este levado y aún así lo dejo 1 hora y media. En casa tengo una opción en el mico-horno que en 40 minutos me leva la masa. 

En este tiempo de espera, podemos ir macerando la pechuga de pollo en trocitos con el tabasco, con pimienta, o con cualquier picante que nos guste, si la preferís al natural pues simplemente la dejamos en daditos. También pocharemos la cebolla. Para ello la cortamos en juliana y a fuego lento con un chorrito generoso de aceite la vamos rehogando. 

Cuando ha pasado el tiempo suficiente para que la masa haya doblado su tamaño, llega el momento de montar todo el tinglado!!!

En una superficie enharinada (yo utilizo papel de horno sobre la superficie simplemente por comodidad a la hora de recoger, pero podéis hacerlo directamente sobre la encimera, o una mesa o vuestro espacio de trabajo) ponemos la bola de masa en el centro y estiramos al gusto, es decir, si os gusta las masas muy finas estiráis mucho y si os gustan las masas más gorditas pues no tanto.

En el momento de estirar la pizza,decidid si queréis hacer dos pizzas o una grande como la de la foto. En casa mi horno es pequeño así que hago tres bolas (tres pizzas peques) con la cantidad de masa que me sale con estos ingredientes. Vosotros decidís.

Si sois principiantes en el estirado de pizzas os recomiendo un rodillo, como en las fotos que os muestro, pero en mi casa las pizzas las estiro a mano, sin rodillo, os aconsejo que con la práctica os atreváis ya que quedan mucho más esponjosas y ricas por el tema de no romper las fibras del gluten.

Si os atrevéis a estirarla a mano, sería apretando un par de veces el centro con la parte de la mano que toca la muñeca, y a partir de ahí en círculos y con las manos planas ayudándonos con los dedos vamos haciendo círculos hasta que veamos que va cediendo la masa al gusto.

Una vez estirada la pasamos a la bandeja donde la vayamos a estirar, con un papel de horno para facilitar luego el emplatado.

Ponemos toda la base de salsa barbacoa, dejando los bordes al gusto. Seguidamente extendemos la mozzarella. Repartimos la carne picada (en mi caso le pongo previamente un poquito de sal, nada más) y los trocitos de beicon, los daditos de pechuga y por último la cebolla pochadita.

Según lo mucho o poco que os guste la salsa barbacoa, podéis terminar con un chorro en forma de espiral por encima de todos los ingredientes.

Ya tenemos la pizza lista para hornear.

Con un precalentamiento previo, pondremos la pizza a unos 250º unos 15 minutos. En mi casa, mi horno solo alcanza los 200º, si os pasa como a mí no os preocupéis, lo ponéis a 200º unos 20-25 minutos, tenéis que estar atentos porque cada horno es un mundo.

Bueno y cuando veáis que está doradita, ya la podéis sacar, y justo recién sacada del horno espolvoread el orégano, de esta manera, en crudo y con el calor que desprende la pizza se potencia su aroma.

Pues si os esperabais una pizza facilita y rápida, no, lo siento, esta receta no lo es, aunque siempre podéis rellenarla de otros ingredientes que os sea más fácil, pero creedme que esta pizza es éxito asegurado!!!

En fin, pues con todo lo que me he enrollado espero que hayáis llegado hasta aquí jajajajajaja. Espero que terminéis de pasar un bonito fin de semana, espero que os haya gustado la receta y sobretodo espero que os atreváis porque vale la pena!!

Un besazo enormeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee

Sed felices!!!

Desi.




sábado, 31 de diciembre de 2016

Porras caseras

Feliz salida y entrada de año!!!!!!

Siempre os digo lo mismo, y supongo que estáis de acuerdo conmigo que el tiempo pasa muy deprisa!!!

Para estas fechas siempre se suele hacer un repaso al año que hemos vivido y un recopilatorio de los propósitos venideros, pues yo no voy a ser menos!!

Este 2016 me ha dado mucho de todo!!! He forjado una amistad con unas personas muy especiales con las que nos hemos topado aquí en Francia, he dejado atrás algunos kilos que me sobraban, he conseguido un trabajo, he aprendido muchísimo en este trabajo haciendo de mi pasión mi profesión, he podido seguir con mis hobbies, como por ejemplo mantener vivo este blog, he viajado, he sorprendido a los míos por Navidad (nunca olvidaré sus caras y achuchones al verme), me han pedido matrimonio, me he "reenamorado" de mi pareja, he disfrutado de mi familia y amigos el poquito del que he dispuesto, he crecido como persona, y seguro que muchas más cosas que una vez publicado el post lamentaré no haber puesto.

Pero el 2016 no ha sido todo bueno, claro que no!!! No he aprendido nada de Francés, es más creo que he perdido el poco que tenía, he echado mucho de menos a los míos, he pasado mucho frío, he ido sobrepasada de faena y estrés en mucho momentos, cansada todo el día y todos los días, no he liberado mi mente ni ejercitado mi cuerpo, no he disfrutado de algunos momentos pequeños del día a día por tonterías, he recibido malas noticias en cuanto a enfermedades de amigas y familiares que ojalá no las estuvieran pasando, en fin... dentro de lo mao, me quejo por quejarme, porque todas estas situaciones te hacen crecer, madurar, afrontar, valorar, reaccionar... lo entenderemos como algo positivo de la vida.

Las vivencias, buenas o malas, siempre suman en algo, y me quedo con eso. Me quedo en lo que se transforman las penas y sufrimiento. Se transforman en fortaleza, nuevos deseos, metas, superación, etc.

Para este 2017 me espera un buen bodorrio, o eso espero, por lo menos de princesa me pienso vestir jajajajaja aprender francés (empiezo un curso los lunes por la tarde), ser mejor persona, estar más por los míos y para los míos, valorar esos pequeños detalles, controlar mi genio y mi mal humor espontaneo, seguir disfrutando de la cocina, seguir aprendiendo en mi trabajo, retomar y terminar proyectos scraperos, y sobretodo ser FELIZ!!!!!

En fin, todo esto seguro que coincide con muchos de vuestros propósitos, y muchos otros que tendréis únicamente vuestros, pero sean los que sean, que nadie os diga que no los podréis lograr!!! Salid de la zona de confort, creed en vosotros mismos!!!

Para todo esto, necesitaréis empezar bien el año, y qué mejor manera de hacerlo que un buen desayuno casero!!!!

Os traigo estas deliciosas porras!!! Qué es un final de fiesta sin unos Churros o porras????? 



Muy fáciles y muy muy muy ricas!!!! En casa las llamamos porras, pero es cierto que hablando con el resto de amigos y conocidos españoles, el nombre varía según la región. Lo importante no es cómo las llaméis sino, cómo y con quien las disfrutáis!!!!

Aquí os dejo la receta:

Ingredientes:
(para 4 personas o 2 gordacos como nosotros)
  • 300 gr. Harina
  • 350 gr/ml. Agua
  • 6 gr. Levadura fresca
  • 10 gr. Sal
  • Aceite para freír.

Proceso:

Disolvemos la levadura en el agua, añadimos la harina y la sal y mezclamos todo bien, en mi caso mi amasadora me lo hace en un momentico!!!

Dejamos reposar la masa unos 30 minutos si el ambiente es cálido, si no, unos 45 - 60 minutos si el ambiente es frío. Siempre podemos meter el recipiente en el horno o microondas (apagados) para ayudar y agilizar el proceso de levado. En mi caso, el horno-microondas que tenemos es genial y ya viene con la opción de levar masa!! Es genial!!!

Una vez tengamos la masa levada y reposada, la pondremos en una manga pastelera, con la ayuda de un tuper, vaso u otro recipiente como podéis ver en las fotos, es mucho más fácil de rellenar, pensad que la masa es pegajosa y nada dominable.  Cortamos la punta de la manga más o menos un dedito, para que las porras no nos salgan ni muy finas ni muy gordas.

Ya tenemos el aceite para freír bien caliente, muy caliente, haremos una espiral aprovechando todo el ancho de la sartén.

Cuando las porras estén bien doraditas, las sacaremos y pondremos en papel de cocina para quitar el exceso de aceite.

Y ya están listas!!!! Con un buen chocolate a la taza o nata, en mi caso, solo queda disfrutar!!!!!

Facilita y muy económica hehehehe, con 4 ingredientes nos pegamos un festín que como te pases te ahorras la comida y la cena!!! jajajajajajaj

Bueno, pues con esta receta despido el 2016 y espero que este 2017 podamos compartir muchas más!!! Que todos vuestros deseos se hagan realidad!!!

Sed felices!!!! Y cuidado con los excesos y la carretera. Aprovechad y achuchad a los vuestros, deciros lo mucho que os queréis (no sólo para estas fechas sino en vuestro día a día) y que disfrutéis!!!!!

Un besazo enormeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!!!

Feliz año!!!!!

Desi.


lunes, 14 de noviembre de 2016

Croquetas de puerro

Buenos y fríos días!!!!!

Lo sé, hace demasiado tiempo que no paso por aquí!!! NO tengo perdón, pero es que el tiempo pasa demasiado rápido!!!!

No me olvido de vosotros, es que ando un poco liada entre el trabajo y asuntos personales. 

Siempre os cuento prácticamente todo, no me guardo mucho para mi intimidad, y no os penséis que ahora eso ha cambiado!!! 

Esos asuntos personales son....

Organización de bodorrio!!!!

Sí,sí, Jordi y yo nos casamos!!! 

Normalmente una boda lleva mucho trabajo y organización, si a esto le sumas que lo organizamos a distancia, pues imaginaos!!! Pero no pasa naaaadaaaaa!!! Podemos con esto y más!!! Pero sí que es verdad que tenemos mucha ayuda, que la familia y amigos se prestan a cualquier tarea (sobretodo a la prueba de menú), pero no os quiero aburrir con esto, no quiero ser la típica novia que solo habla de esto.

Quizás os aburra más el tema curro, pero me hace ilu compartir algunas cositas que me dicen los clientes, bueno, se lo dicen al camarero para que me lo transmita!!! La última me hizo engordar unos 100 kilos de autoestima!!! y la frase fue algo así como "Está delicioso, el chef  se supera cada día con cada plato, pregúntale cuando va a llegar a su tope"

Toma yaaaaa!!!!! Estas palabras son las que hacen que valga la pena todas las horas que me dedico a mi trabajo, ya sea en la cocina o fuera de ella, pensando, organizando y experimentando recetas. 

Y bueno, hoy os traigo una receta que encanta a todos aquellos que la prueban, hasta los más escépticos, Croquetas de puerro!!!!



Este verano, cuando bajé a Barcelona para las vacaciones, no me podía volver sin que mis padres las probaran!!  Así que en un momentito me metí en la cocina y preparé estas sabrosas y sorprendentes croquetas.

He de decir que adoro las croquetas, deben estar muy malas como para que no me gusten unas croquetas, de hecho hasta las congeladas me las puedo comer con gusto (algunas marcas mejores que otras, claro) pero estas son un vicio!!!!

De hecho, a mi padre, en la cena, no le dijimos de que eran, y su cara de asombro fue buenísima!!!! Jajajajaja sorprendido y feliz!!! Como nos gusta comer!!!!! Esa cara y su reacción, junto a "están buenísimas" son las razones por las que adoro la cocina.

Mi madre no se quedó corta!!! No paraba de repetirme que estaban buenísimas!!!! 

Podríais pensar que son mis padres, que qué me van a decir bla bla bla, pero estas croquetas las hago en el curro y mis jefes quedaron encantados de ellas, y creedme que son muy críticos!!! Si algo no está espectacular, te lo dicen!!!

Así que son demasiadas personas en mi entorno que adoran estas croquetas, por lo que no me puedo guardar la receta!! Necesito compartirla con tod@s vosotr@s!!!


Ingredientes:
(para unas 25 croquetas)
  • 300 gr Puerro
  • 90 gr Caldo de pollo (o agua con 1 cubito maggi)
  • 40 gr. Mantequilla
  • 40 gr. Harina
  • 425 ml. Leche
Nota: necesitaremos huevo y pan rallado para el rebozado y aceite para freír.

Proceso:

Para esta receta no se os ocurra tirar la parte verde, es más, yo aprovecho las que no puedo poner en otras recetas!!! Una vez tenemos limpio el puerro (en la receta Crema de calabacín os explico como limpiarlo bien) cortamos en juliana,  por así decirlo, hacemos rodajitas ni muy finas ni muy gordas y con un chorrito de aceite y un poquito de sal, rehogamos el puerro en una sartén.

A fuego lento y con paciencia, dejamos que se poche un poquito. Entonces, añadimos el caldo de pollo. Dejaremos que se siga cocinando hasta que no quede caldo en la sartén.

Una vez tenemos listo el puerro, lo reservamos.

En la misma sartén haremos la bechamel, para ello ponemos la mantequilla que se funda, y añadimos la harina (como os he dicho otras veces una buena bechamel siempre tendrá la misma cantidad de harina que de grasa). Sin dejar que se nos queme, rehogamos la harina, la cocinamos, la tostamos, este paso es muy importante para que no nos sepan las croquetas a harina cruda.

Le añadimos poco a poco la leche, como en unas 5 o 6 veces, de menos a más cantidad. Veréis que se os va haciendo una masa rara, que poco a poco se irá diluyendo y convirtiendo en una excelente bechamel (este proceso os lo explico más detalladamente en Espinacas con bechamel o cualquier otra receta de croquetas que podáis encontrar en el blog)

En este caso buscamos una bechamel espesa, ya que si nos pasamos de líquida será imposible moldear la forma de las croquetas.

Una vez tenemos la bechamel en el punto que queremos, añadimos el puerro que teníamos reservado y mezclamos bien. Ponemos la masa a enfriar en un recipiente.

Una vez tenemos la masa fría, ya sea a temperatura ambiente o de nevera, podemos empezar a moldear las croquetas. La forma es indiferente, alargaditas y gorditas, alargaditas y finas, en forma de bolas, todas son deliciosas!!!

Vamos haciendo croquetas y pasándolas por huevo y pan rallado. Sé que mucha gente las pasa primero por harina, pero yo no. Me ahorro un paso en la cosina y no encuentro que le aporte nada especial ese paso, pero si vosotr@s soléis enharinarlas previamente, no dejéis de hacerlo!! Moldear las recetas a vuestro antojo!!! Sed libres!!! ;)

En fin, una vez las tenemos rebozadas (empanizadas como dirían mis jefes) ya podemos freírlas y disfrutar de ellas con la peligrosa misión de evitar quemarnos por las ansias de probarlas!!!! Jajajajajaj yo siempre fracaso en esta misión, jajajaj siempre me quemo!!!!

Pues esta es la pinta que tienen por dentro estas pequeñas maravillas.


Espero que os gusten, animaros a hacerlas!!

Los que tenéis niños en vuestro entorno, recordad que podéis hacer partícipes en la cocina a los más pequeños de la casa y a la hora de comer, estarán mucho más motivados ya que han podido formar parte del proceso y compartir ese momento con vosotr@s!!!

Pero esto también es aplicable a los adultos!!! Compartir momentos con los que queremos es genial, y la cocina es muy accesible!!!

Bueno, no me enrollo más!!!

Espero pasarme pronto por aquí que tengo una recomendación de un restaurante espectacular al que fuimos ayer!!!

Ya os contaré ya!!!!

Un besazo enorme!!!

Hasta prontoooooooo

Desi.



domingo, 25 de septiembre de 2016

Rulo de espinacas

Bon weekend!!!!!

A pesar de mis mocos, frío y cansancio, aquí me encuentro, tecleando con unas ganas locas!!! Os echo mucho de menos y siempre que cocino en el trabajo me acuerdo de tod@s vosotr@s, pienso... aixxx... esto sería muy guay para el blog!!!

A pesar de que mis jefes siempre me dicen que puedo colgar todo lo que hago y compartirlo con vosotr@s, me es casi imposible cocinar y hacer fotos para después explicaros bien la receta. Hago mil cosas a la vez y con el tiempo justo para que los clientes tengan todo a punto para cuando vengan a comer.

Peeeero hay días en los que me lo puedo permitir, eso sí, buenas fotos no esperéis!! jajajajajaj

Esta semana, uno de los entrantes que preparé fue este delicioso y llamativo Rulo de Espinacas:


El rulo está relleno de queso crema y jamón serrano, pero da muchísimo juego y lo podéis rellenar de casi cualquier cosa!!!! 

No os voy a engañar, no es una receta fácil ni rápida, pero sí que es muy llamativa y por lo menos entre nuestros clientes es muy apreciada!!!

Por ciertooooooooooooooooooooooooooooo!!!! Cambiando así un poco de tema, llevo unos 10 días colaborando con ¿Qué cocino hoy?, los que visitáis el blog con el ordenador, habréis visto un botoncito al respecto, pero diría que los que entráis por móvil creo que os perdéis estas cositas, así que por eso os lo quería comentar. 

La verdad es que estoy súper contenta de que hayan contado conmigo para formar parte de su gran familia, y lo quería compartir con tod@s vosotr@s. 

Bueno también tengo una noticia personal que daros, pero todo en su momento!!! Ya so contaré, ya!!

En fin, no me enrollo más que me pierdo!!! Aquí os dejo la receta:

Ingredientes:

(para 6-8 raciones)

  • 1 kg Espinacas frescas (= 500 gr cocidas) 
  • 4 Huevos
  • 350-400gr. Queso crema 
  • 300 gr. Jamón Serrano
  • Pimienta al gusto

Proceso:

Ponemos a cocer las espinacas frescas, en agua ya hirviendo, durante 5 minutos. Si son congeladas, podéis seguir las introducciones de la bolsa o simplemente cocerlas como soléis hacerlo.

Mientras tanto, picamos el jamón un poco pero sin pasarnos!!! Y lo salteamos en una sartén. Este paso os lo podéis saltar, es decir, podéis picar el jamón y ponerlo "crudo" o sustituirlo por lonchas de jamón (u otra cosa,claro), pero en mi caso he preferido saltear el jamón para potenciar su sabor.

Una vez tenemos las espinacas cocidas, las escurrimos muy muy muy bien!!!! Con paciencia, y como si la vida se nos fuera en ello, jajajajaja, yo me ayudo con una cuchara y voy apretando las espinacas contra los laterales del escurridor. Las dejo, me voy, vuelvo, aprieto, y así hasta que me aburro o hasta que ya veo que apenas sueltan agua.

Es momento de ponerlo en la picadora, junto con un poquito de sal (si no hemos cocido las espinacas con agua y sal) y pimienta, del tipo que queráis y más os guste. Este es el momento de improvisar, también le podéis añadir ajo, cebolla, otros aromáticos, lo que os guste!!!

Añadimos los huevos y lo trituramos todo bien!!! Debe quedar una pasta.

Preparamos una bandeja rectangular grandecita, de unos 50/60 centímetros de largo por 25/35 de ancho, con papel de horno. No os volváis loc@s midiendo!!!!!! Es una referencia, lo importante es que cuando extendáis las espinacas quede como un dedo de grosor. Si es más pequeña la bandeja, no pasa nada, quedará más gordito. No os preocupéis!!!

Una vez tenemos todo bien lisito, y hemos intentado extenderlo lo más regular posible, es momento de hornear. Con el horno precalentado, metemos nuestra bandeja unos 25/30 minutos a 190º

Pasado este tiempo, podemos pinchar y comprobar que el cuchillo sale limpio, esto quiere decir que está cuajado!!!

Es el momento de sacar con cuidado el papel de la bandeja y dejar enfriar. 

Una vez haya enfriado, puede estar tibio, no pasa nada, ponemos otra hoja de papel de honro encima y le damos la vuelta!!! Dejando el papel nuevo abajo y con el que hemos horneado arriba, de esta manera será mucho más fácil despegar las espinacas del papel.

Con mucho cuidado y empezando por una esquinita, vamos "pelando" la base de espinacas, si veis que os cuesta, es quizás porque está demasiado caliente todavía.

Ahora ya podemos rellenarlo!!! En este caso extendemos el queso tipo crema y ponemos el jamón salteado que habíamos hecho al principio. Aquí las cantidades e ingredientes son al gusto!!! Yo os he puesto simplemente una referencia.

Pues nada, ahora con cariño y con la ayuda del papel, enrollamos las espinacas hasta conseguir un rulo!!! Este paso con paciencia, cariño y suavidad para que no se os rompa.

Como es un plato que se come a temperatura ambiente, ya le podéis hincar el diente!!! Vaya y sin haberlo planeado, me ha salido un pareado!!! jajaja o dos!!! jajajajajaja

En fin, un consejo para servirlo, cortad rodajas de un dedo o casi dos dedos de grosor, para ello os irá bien un cuchillo de sierra grande (el del pan) y sobretodo limpiad el cuchillo entre rodaja y rodaja para que os quede bonito.

Pues esto es todo!!!! Parece más complicada de lo que es, todo es ponerse!!! Miradme a mí!! Qué puede pasar???? Que acabe siendo en lugar de rodajas un revuelto? Pues bien rico que estará!!!! jajajajaja

Ale!!! A disfrutar de unas buenas espinacas!!! Espero que os guste!!! Y que sepáis que tengo otras recetas semi preparadas para vosotr@s que son un éxito asegurado!!!!

Nos vemos pronto!!! O eso espero!!!!

Disfrutad!!! Sed felices!! Y cocinaddd!!!! 

Besotes!!

Desi.


martes, 30 de agosto de 2016

Hornazo de chorizo (pan rápido para principiantes)

Bonjouuuurrrrr mes amiiiissss!!!!

¿¿¿¿Qué tal???? ¿¿¿¿Cómo han ido las vacaciones???? 

A mí se me terminaron ya hace demasiado tiempo, tanto que vuelvo a necesitar vacaciones jajajajaj. Tampoco es que haya podido descansar mucho en las vacaciones, ya se sabe, familia, amigos, compromisos, recados, etc!! Es lo que tiene bajar a Barcelona, pero bueno, nooooo pasa nada!!! 

He podido achuchar a los míos y cargarme de mucha energía!!!

En fin, también he aprovechado estos días para cocinar y hacer fotos para poder pasaros las recetas, y hoy os traigo una de ellas, un Hornazo de chorizo.


Sé que el hornazo es típico en varios lugares de España y que son muy diferentes entre ellos, pero este está basado en el Hornazo del pueblo de mi yaya.

Ella es Zamorana de nacimiento, y siempre que venía algun familiar del pueblo nos traía un hornazo. Era enorme, como de dos tres kilos, un pan de pueblo, de esos que duran una semana y no se ponen duros, pero venían rellenos!! Panes enormes rellenos de chorizo y tocino del pueblo!!! Maaaadreeee míaaaaa!!! Si es que eso era pecado solo con olerlo!!!! Os lo podéis imaginar???

Pero como todo, las panaderías se fueron modernizando y en el pueblo también. La cosa había cambiado tanto que cuando nos lo traían lo tenían que pedir expresamente al panadero de confianza, pero ya no era lo mismo, el pan cuando llegaba estaba chicloso, el relleno no estaba tan rico,  etc.

Así que un día en casa de mi yaya, surgió el tema, y a mi madre se le hacía la boca agua recordando el tradicional hornazo, así que ni corta ni perezosa pensé, yo a mi mami le tengo que hacer uno!!! 

Pues nunca había hecho pan, así que miré en "San google" y con un poquito de aquí, un truquillo de allá y la intuición que tengo en la cocina, surgió este riquísimo hornazo. Aunque bien es cierto que el que os presento hoy sólo tiene chorizo, pero cuando se lo hago a ella, o a las vecinas/amigas, se lo hago con chorizo y tocino blanco. En realidad lo podéis rellenar de lo que sea!!!

Lo bueno, no es ni siquiera lo que le pongas en el interior sino el aceitito y gustito con el que se impregna el pan.

Aixxxxx bueno, no os hago sufrir más, aquí tenéis la receta!!!


Ingredientes:
  • 160 gr. Harina de fuerza
  • 160 gr. Harina normal
  • 15 gr. Levadura fresca
  • 175 gr, Agua
  • 5 gr. Sal
  • 25 gr. Aceite
  • 200gr. aprox Chorizo del bueno!!

Nota: Indispensable tener un recipiente con tapa (ambos de cristal). 


Por otra parte, si no lo rellenáis de nada, tenéis un rico y fácil pan!!!


Proceso:

Empezaremos diluyendo la levadura con el agua (a temperatura ambiente o tibia, nunca fría ni caliente). Añadiremos el aceite, los dos tipos de harina y la sal. 

Amasamos todo bien, en mi caso ya sabéis que exploto a mi pinche de cocina, pero si no tenéis amasadora, pues con paciencia durante unos 5 minutitos aprox. Tampoco hace falta que amaséis con ninguna técnica especial, ni estéis media hora dale que te pego, es un pan fácil para principiantes ;)

Bueno pues cuando digo pan rápido, es porque no hace falta dejarlo levar.

Hacemos una bola con la masa (o tantas como quieras, en función del tamaño del recipiente de cristal)

Con un cuchillo la partimos por la mitad, sin llegar a separar las dos partes, con los dedos agrandamos un poco las dos mitades, chafando y abriendo hacia el exterior la masa. 

Rellenamos con trozos de chorizo, más o menos de unos dos dedos de grosor (esto va a gustos) y tapamos de nuevo intentando sellar la unión para volver a formar la bola. 

Engrasamos el recipiente de cristal, le hacemos unos cortes en la parte superior de la bola que no sean muy profundos, ponemos el hornazo en el centro del recipiente, engrasamos por encima y por los laterales de la masa y a modo decorativo con los dedos cogemos un pellizquito de harina y e la ponemos por encima.

Ponemos la tapa de cristal y al horno. SIN PRECALENTAR!! Sí, lo habéis leído bien!!!!!!!! Con el horno totalmente frío, apagado, introducimos el recipiente con nuestro hornazo y lo ponemos a unos 220 grados unos 50 minutos.

Puesto que no hay levado, mientras va cogiendo temperatura el horno, la masa reacciona y hace una especie de levado exprés. 

Por otra parte, al hacerlo dentro del recipiente de cristal, el mismo hornazo se va haciendo y dorando, por lo que no necesitaremos grill ni nada por el estilo.

Acabado este tiempo, o cuando ya lo veáis doradito (según el horno tardará más o menos) lo sacáis del recipiente y lo dejáis enfriar sobre una rejilla.

Si tenéis paciencia, cuando se enfríe ya le podéis hincar el diente, y si no, si sois como nosotros que somos unos ansias, soplad e intentar no abrasaros la boca con el pan!!! jajajajajaja
 
Os acordáis que os dije que yo hice dos bolitas con la masa? Pues con una bolita hice este hornazo de chorizo y con la otra este pan relleno de crema de cacaco!!! jajajajajaja Todo muy light como podéis observar!!! Cuando digo que se puede rellenar de cualquier cosa que se os ocurra, es que no miento!!! Eso sí, este relleno es mejor comerlo caliente!! 



En fin, espero que os haya gustado la receta, que os haya gustado el pedacito de herencia familiar, y que despidamos agosto con tradiciones que no deben perderse!!!

Un besazo enormeeeeeeeeeeeeeeeee!!!!

Desi.