miércoles, 23 de diciembre de 2015

¡¡Al rico Polvorón!!

Feliceeeessss fiestas a tod@s!!!!!!

Bueno, llevo unos días en mi tierra y no he podido ver a casi nadie de momento, pero es que las obligaciones, médicos y mis papis ocupan la mayor parte de mi tiempo

Finalmente solo puedo estar 10 dias, pero es por una muy muy muy buena razón, estoy súper contenta!!! En el restaurante me tratan genial, son muy majos y de momento lo que han probado les ha gustado, eso sí la prueba de fuego empieza el día 4 de enero!!!!

La chefa (como me llama Jordi) no para de imaginarse entre esos fogones, pero hasta que no llegue el momento de la verdad, da igual todo lo que pueda imaginar ahora jajajaj

Saldremos, con la ayuda de Is, seguro que va todo genial, espero que los clientes queden contentos!!!

En fin, no me voy a enrollar mucho, no tengo mucho tiempo, pero no quería dejar pasar el detallazo que ha tenido my amiga Susana al ofrecerse a colaborar nuevamente con una de sus sabrosiiiisimaaas y deliciosas recetas!!!

Aún estáis a tiempo de preparar esta espectacular receta, os dejo con ella!!!

------------------------------------------------------------
¡Hola! De nuevo por aquí, lo primero que quiero hacer es felicitar a Desiiiiiiiiiii estoy feliz por su nuevo trabajo (si es que vales millones) y porque dentro de poquito la podré achuchar en persona (ains no veo el momento).

 Esta vez quiero compartir con todos una receta rica, rica. Muchas de las personas que el año pasado la probaron, me han recordado varias veces a lo largo del año lo ricos que estaban, hice decenas de ellos y este año creo que caerán otros tantos.

En ocasiones cuando cuelgo alguna foto de algún postre que he hecho, hay personas que me comentan que ellas no sabrían hacerlo, des de aquí me gustaría que os lanzarais, es muy probable que a la primera no queden perfectos, pero lo que está clarísimo es que seguro que van a ser mucho más ricos que los que podáis comprar, sin colorantes, ni conservantes… así que manos a la obra.



Este año he innovado haciendo la mitad de chocolate (un placer para el paladar) y comprando unos papeles para que queden más profesionales jejejeje, en realidad los papeles los he comprados porque se rompen con bastante facilidad por lo que transportarlos se puede convertir en una odisea y no os sorprendáis si llegan un poco rotos, por ello, si podéis os recomiendo que lo compréis, yo lo he hecho en Megasilvita.

Me encanta la repostería y por ello sigo varios blogs (sin que nadie de se entere “Saboreando París es mi preferido jejejeje), esta receta la saqué del Blog de “La Cuinera” es un blog con muchas recetas bien explicadas, os lo recomiendo.

La navidad es una época del año extraña, hay gente que la adora y otra tanta que la odia, yo creo que he pasado por todas las fases, pero des de que nació mi hija, estos días se convierten en algo especial, la ilusión de poder compartir esa magia que creía perdida hacen que vuelvan a tener sentido.

Una buena manera de disfrutarlas es compartir dulces con las personas que más quieres y además ¡es navidad!, la bascula no funciona ;) , así que no hay mejor momento para meterse en la cocina un ratito y preparar con tus propias manos un rico dulce navideño. 

Desi ya ha hecho varias recetas ricas para las navidades, ahora yo os quiero dejar mi pequeño aporte y espero que os guste.
Os deseo a todos una ¡FELIZ NAVIDAD!

Ingredientes:

-400 gr Harina (Si lo haces de chocolate 380 + 20 gr chocolate en polvo sin azúcar)
-100 gr Almendra molida (la misma que usamos para hacer panellets)
-150 gr azúcar glass + Un poquito más para decorar
-180 gr Manteca de Cerdo
-2 cdas de Canela Molida
-15 gr Ron

Paso a paso:

Lo primero que tenemos que hacer es cocinar la harina, para ello pondremos la harina y la almendra molida en una bandeja de horno.

El horno  tiene que estar precalentado a 150ºC, lo ponemos a una altura media-baja y vamos removiendo cada 10 minutos hasta que la harina esté tostada, el tiempo variará en función del horno. Una vez tostada la dejaremos que se enfríe, también podemos hacerlo de un día para otro.

Una  vez la harina esté fría pondremos en un bol la harina, la canela, el azúcar glass y mezclaremos bien todos los ingredientes.

El siguiente paso no es apto para gente a la que no le guste ensuciarse jejejeje, es el momento de agregar la manteca de cerdo, para que se nos integre perfectamente con el resto de ingredientes usaremos nuestras manos.

Al principio puede parecer que toda la manteca se queda en nuestras manos pero con paciencia y a fuerza de mezclar, mezclar y mezclar la masa pasará a ser como una arena gorda que se suelta con facilidad a una masa compacta, ese es el momento en el que debemos añadir el ron.

Por último mezclaremos hasta que consigamos hacer una bola, de verdad que puede parecer increíble pero se puede hacer la bola!!! 
 
Llevamos la bola a la nevera durante una hora.

Una vez pasada la hora cogemos la masa y la estiramos sobre el mármol, uniendo las grietas apretando con las manos, y estirándola un poco con ayuda de un rodillo.

No la dejéis muy fina porque como ya os he dicho se rompe con facilidad. 

Con un cortador de galletas (el que sea, yo lo he hecho redondo pero cualquiera forma que tengáis por casa puede servir) vais haciendo porciones y colocándolas sobre una bandeja que estará cubierta con papel de horno.

La masa que sobra la volvemos a unir y estirar, así hasta que no quede nada.

Una vez ya preparado lo dejamos reposar 15 minutos más en la nevera, de esta manera nos aseguramos que no pierdan la forma.

Mientras reposan es el momento de encender el horno para que vaya cogiendo temperatura, a 200ºC.

Introducimos en el horno y horneamos aproximadamente 15 minutos (depende del horno) o hasta que veáis que los bordes empiezan a dorarse.

Los dejamos enfriar sobre una rejilla, no intentéis moverlos recién sacados del horno porque os podéis quemar y además seguro que se romperán.

Cuando estén fríos con ayuda de un tamizador o colador espolvoreamos un poco de harina glass por encima.

¡¡Listos para comer!!

Si queréis hacerlos de chocolate todos los pasos igual, solo que sustituyendo 20 gr de harina por el chocolate en polvo, el chocolate en polvo lo añadiremos en el mismo momento que se añade la canela, el azúcar glass…

Espero que los hagáis, y que nos expliquéis como os han quedado.

Un abrazo gigante para todos
Susana


------------------------------------------------

Madre míaaaaaaa que pintaaaa ojalá le quede alguno para cuando nos podamos ver!!!!

Susanaaaa muchas gracias, como siempre una recetazaaaa!!!! Me ha hecho mucha ilu esos puntazos personalizados como el recetario y la torre Eiffel por ahí ;) Aiiixxx si es que eres genial!!!

En fin... espero que, como dice mi amiga, os atreváis y sorprendáis a vuestros invitados estas Navidades!!!! O las que viene, y las otras etc!!! jajajajajaj

Un besazo enorme!!! felices fiestas!!! Cuidadito con los excesos y la carretera!!! Disfrutad, pero con cabeza!!! Y sobretodo... os quiero ver a tod@s por aquí el año que viene!!! 

Un besazo enorme!!

Desi.


miércoles, 9 de diciembre de 2015

Croquetas "del caldo"

Mueroooo de contentaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!

Hoy, día 9 de diciembre... empieza una nueva etapa!!! Pero para explicároslo... iremos por partes.

La entrada va de tapas, y nunca mejor dicho...

A quién no le gustan unas deliciosas croquetas??? Pues hoy os traigo unas hechas con pollo, jamón y otras carnes que le pongo al caldo para hacer sopa, vamos las croquetas de toda la vida. 

En casa somos muy soperos, creo que ya os lo he dicho en otras ocasiones, y personalmente el pollo cocido en la sopa pues como que no me gusta, así que lo aprovecho de muchas maneras, ésta es una de ellas:



Bueno, pues dicho esto... no sé cómo seguir... a ver... veamos.... Sin anestesia.....al grano.... NO VOY A PODER SEGUIR CON LA MISMA REGULARIDAD QUE HASTA AHORA, en cuanto a entradas en el blog se refiere.

Pero no os penséis que os vais a librar de mí tan facilmente hehehehehe!!!! La cuestión es que en menos de una semana, me ha cambiado la vida, mi rutina, mi organización y lo más importante, mi disponibilidad de tiempo libre.

Os cuento...por casualidad veo un anuncio en facebook para cubrir un puesto en la cocina de un bar-restaurante de tapas cerca de donde vivo, sin muchas esperanzas de poder ser la elegida, ya que no soy cocinera titulada, me pongo en contacto con los propietarios, les soy sincera en cuanto a mi experiencia en el sector, les informo de mi blog, y les parece interesante (cosa que a mí me hizo mucho más que ilusión).

Total, que este domingo me veo haciendo una entrevista con una gente majísima, y el lunes me informan de que soy la seleccionada para cubrir dicha vacante!! 

Qué os parece???? Flipante no????? Pues ale... empiezo hoy!!! jajajajajajajjajaja

Madreeeee míiiiaaaaaaaaa que ilusión me hace!!! No os lo puedo explicar (y mira que siempre me enrollo de más) pero es que no puedo describir con palabras lo que esta oportunidad significa para mí.  

En fin... que estoy la mar de contenta, nerviosilla (también), ilusionada y con muuuchas ganas!!! 

Como cualquier cambio, siempre da un poco de vértigo al salir de la zona de confort de cada uno, pero cuando lo haces, cuando te atreves y pasas esa zona.... la recompensa es tan grande que merece la pena!!! Aprovecho para animaros a tod@s a cruzar, a dar ese pasito que os hace falta, a salir de vuestra zona de confort, da miedo pero es genial!!!

Pues eso, que como a partir de ahora no voy a disponer del tiempo necesario para actualizar el blog cada miércoles, creía conveniente avisaros, y así de esta manera, poder compartir con vosotr@s todo este batiburrillo y torbellino de sentimientos que estoy viviendo.

Y ahora que ya os he puesto al día, supongo que estáis esperando con ganas la receta, así que no me demoro más:

Ingredientes:

(Para 40 croquetas)

Para las croquetas:
  • 250 gr. Carne cocida del caldo
  • 250 gr. Bechamel
  • 1 Cebolla grande o 2 medianas
  • 2 Huevos
  • Pan rallado para rebozar
  • Aceite para freír
Para la bechamel:
  • 20 gr. Harina
  • 20 gr. Mantequilla
  • 700 ml leche (aprox)

Proceso:

Como podéis ver en la foto de "ingredientes", lo primero que haremos será "limpiar" toda la carne. 

En este caso, cuando preparé el caldo entre todos los ingredientes que le suelo poner, puse dos cuartos de pollo (muslos y contramuslos), carne de cerdo, un hueso de jamón, y un trocito pequeño de tocino.

Le pongo más cosas, pero esto es lo que veis en el plato. Arriba a la izquierda es la carne de cerdo, el jamón que separé del hueso y la carne que queda del tocino una vez quitada la parte blanca. Abajo es el pollo sin tendones ni huesos.

Cuando ya tenemos toda la carne del caldo bien limpita, la picamos.

Mientras podemos aprovechar y poner a pochar la cebolla. Podéis triturarla (como he hecho yo para ir más rápido) o cortarla a trocitos. La cuestión es, que sea como sea, la cebolla acabe siendo la rubia más atractiva de tu cocina ;)

Cuando ya tenga ese colorcito chulo, le añadimos la carne toda picada y removemos unos 10 minutos para que se mezcle bien con la cebolla.

Retiramos en un plato, o recipiente, y hacemos la bechamel en el mismo cazo o sartén que hemos hecho la cebolla.

Para hacer una buena bechamel, de esas que hacen las abuelas, es muy muy muy importante que siempre haya la misma cantidad de grasa que de harina, la leche irá en función de lo espesa o clara que la queramos. 

En esta receta, a diferencia de las Espinacas con bechamel (donde se ve paso a paso el proceso) necesitamos que sea una bechamel tirando a espesita. Os pongo 700 ml de leche pero si veis que con 650 ya está bien pues paráis o si por el contrario la veis demasiado espesa le añadís un poquito más.

Pensad que si la hacéis muy espesa será complicado a la hora de rebozarlas.

Cuando ya tenemos lista la bechamel, la mezclamos con la carne, os aconsejo que la vayáis incorporando poco a poco para ver si la carne quiere más o menos bechamel.

Esto como lo sabéis????? Pues si está la carne seca es que le falta bechamel... así poquito a poco hasta conseguir una masa homogénea que se despega del cazo.

Una vez tenemos esta masa lista, la dejamos reposar en un tupper, o plato, o lo que tengáis a mano.

Cuando ya esté la masa tibia, o fría de nevera, o del día anterior a temperatura ambiente, o como queráis dejarla reposar, entonces ya podemos darle forma


Para ello necesitamos huevos, pan rallado y paciencia jajajajajaja, o por lo menos eso creo yo!!!

Podéis hacerlas de las medidas que queráis, yo las he hecho con la ayuda de una cuchara de postre para que no sean muy grandes. Se tarda más pero son mas cuquis :)

Cuando la ya tenemos rebozadas, pasamos a freírlas en abundante aceite y cuando estén doraditas las sacamos en un plato con papel de cocina para quitar el exceso de aceite.

Consejo práctico: Tener en tu congelador tus propias croquetas es lo mejor del mundo!! Así que ya sabes, las que no te vayas a comer en el momento, congélalas y utilízalas como las compradas, pero disfrutando de un sabor increíble, casero y hecho por nosotr@s, nada que ver con las de bolsa.

Pues nada... ya tenemos lista una tapita típica española!!! Que de eso se trata mi nuevo trabajo, de cocinar para un bar de tapas y comida española!!! Toma yaaaaa!!!! 

Espero que os haya gustado... y nos vemos "pronto" os lo prometo que no acaba el 2015 sin que tengáis noticias mías!!!!

Quiero agradecer a Mireia por animarme a colgar otra receta de croquetas y a mi amiga Susana, ella sabe porqué!!!

Un besazo enormeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!!!

Desi.



miércoles, 2 de diciembre de 2015

Turrón de Baileys con arroz inflado

Buenos días!!!

Empezamos el último mes de este año 2015!!! Madre míaaa qué rápido pasa el tiempo!!!

Una vez más, aprovecho para daros las gracias!!! Gracias por estar semana tras semana!! Gracias por vuestras palabras bonitas, por vuestras fotos compartidas, por vuestros trucos y consejos, gracias por estar ahí!!! Sin vosotr@s esto no tendría sentido!!!

Cada semana os inundo de mis vivencias, tonterías, curiosidades, pensamientos, estado, miedos, alegrías, inquietudes, ilusiones, y miles de cosas más. Gracias por esa calidez que me transmitis, gracias por dejarme seguir con mi loca ilusión inicial de creerme "estar tomando un café con vosotr@s mientras os explico mis recetas". GRACIAS!!!

Este mes pasa rápido y como en nada estamos en Navidad, os traigo una receta de turrón, no estáis cansados de siempre comer los mismos sabores año tras año? Pues toma ideaaaa!!! No te la pierdas!!!




Turrón de chocolate blanco con baileys y arroz inflado chocolateado, suena bien hehehe??? Pues sabe mejor!!!! Qué ricoooooooooooo!!!

Los turrones, son todo un mundo!! Hay turrón, y TURRÓN!!!! Están los turrones de supermercado, que si tienes suerte encuentras alguno que está bien, pero es difícil de encontrar... el resto están... "aceptables".

Hay marcas con mucho nombre... tradicionales que están de vicio!!!

Y luego están esas nuevas o evolucionadas pastelerías que se han atrevido son sabores nuevos,  y  a parte de ser una cucada, son una delicia para el paladar, como por ejemplo los que venden en mi pueblo (Sant vicenç dels Horts) en la pastelería Muñoz

No!!! No son familiares,  no me pagan por hacerles publicidad, ni me regalan nada, simplemente es un placer pasar por su tienda (como ha hecho mi familia durante años) y darte un capricho de vez en cuando!! Hay tanto y tan rico...

En fin, deseando bajar a Barcelona para pasar por allí!!

Para los que no podáis, os dejo esta deliciosa recita casera de turrón:

Ingredientes:
  • 1 Tableta de chocolate blanco para postres (180 gr.)
  • 110 - 120 ml Baileys (crema de whisky)
  • 60 gr. Arroz inflado chocolateado.
  • Media cucharadita de canela en polvo (opcional) 

Proceso:

Empezaremos fundiremos el chocolate al baño maría con la ayuda de dos cazos (podéis hacerlo en el micro).

Ponemos en el fuego el cazo más grande con un dedo de agua aprox. y encima colocamos el más pequeño donde pondremos el chocolate cortado a trocitos. Los trozos contra más pequeños, más fácilmente se desharán.

Cuando el chocolate blanco esté completamente fundido, añadiremos el Baileys, y aún en el fuego, iremos mezclando bien hasta conseguir una crema un tanto espesita y sobretodo homogénea. 

En el caso que hayáis optado por ponerle un poquito de canela, este es el momento, removemos bien junto al chocolate y la crema de whisky.

Retiramos del fuego. Esperamos a que atempere un poco (sin que se enfríe del todo) y mientras  podemos ir preparando el molde.


Si tenéis un molde especial para chocolates o turrones, perfecto!! Si no, ningún problema, cogemos un tupper, que no sea muy grande para que nos quede un turrón gordito, lo forramos con papel de horno (vegetal) y ya lo tenemos listo. 

En este ratito, ya se nos debe haber atemperado la mezcla, tal y como queríamos, así que añadimos el arroz inflado.

Removemos bien y vertemos en el molde. 

Tapamos y a la nevera. Mejor de un día para el otro, pero si tenéis prisa podéis meterlo en el congelador. 

Una vez nos queda durito, ya está listo para comer!!!!

Ojo con el baileys, no querréis ver a vuestras abuelas borrachillas, dándolo todo en estas fiestas no? O sí? jajajajjaaj Bueno esto ya depende de vosotr@s y la cantidad que le queráis poner de alcohol jajaja.

Pues nada, esto ha sido todo por hoy, espero que os haya gustado, que tengáis una muy buena semana, que disfrutéis de los días que le quedan al año y que tengáis cuidado con los excesos ahora que empiezan a venir las "cenas de Navidad" ya sean de trabajo, estudios, amigos, gimnasio, etc!!!

Un besote enormeeeeee!!!

La semana que viene, más!!!

Desi.




miércoles, 25 de noviembre de 2015

Pudin de pan

Buenos y helados días!!!!

Vaya semanita llevamos!!! Y con esta bajada de temperaturas... resfriado al canto!!! 

Los pañuelos, mis mejores aliados y mis acompañantes incondicionales, sin ellos no puedo salir de casa. Bueno sin ellos, sin mis botas con pelito por dentro, sin los dos pares de calcetines, sin unas mallas debajo de los tejanos, los tejanos, un cuello alto, una camiseta, un jersey gordito, mi abrigo, los guantes  y una mega bufanda de lana (regalo especial). 

Pues sí, así salgo yo de casa y me congelo nada más traspasar la puerta de casa!!!! 

Vaaaalee... soy muy friolera... pero es que aquí están hechos de otra pasta!!!! mientras yo voy "disfrazada" de esta guisa, aquí las francesas van con medias finas y falda!!!! Estamos locas????? Que el termómetro marca 1 grado y la sensación térmica de -3!!!!!!!!!!!!

En fin... cuando me aclimate... me tendré que volver!! jajajajajaj

Bueno, a pesar del frío, hoy estoy golosa... y os traigo una receta de las que tanto me gustan, las de aprovechamiento!!! Tenéis pan duro en casa? Pues no lo tiréis, siempre podéis hacer unas ricas Torrijas o este delicioso Pudin de pan:



Todo un descubrimiento que desde que entró en casa... suele pasarse de vez en cuando. Voy acumulando las puntas del pan duro, y cuando tengo suficiente, pues planto un pudin en un momentico!!!!

Jordi cuando lo vio pensó... "que cosa más sosa, un flan de pan" Pues NOOOOOOOOOO, No es simplemente un flan al que le pones pan, es diferente, la textura, el sabor, etc. 

Ahora, siempre me pregunta que para cuando un pudin :) y creedme que no me cuesta nada hacerlo, porque está tan bueno... aixxxx!!!! Me encanta!!!

Bueno, pues aquí os dejo la receta:

Ingredientes:

(Para 6 personas)
  • 120 - 125 gr. Pan (duro)
  • 600 ml. Leche
  • 170 - 180 gr. Azúcar
  • 4 Huevos
  • 1 rama de Canela
Nota: Necesitaremos unos 150 gr. de azúcar para hacer el caramelo.

Proceso:


Empezaremos haciendo el caramelo. Hay varias maneras de hacerlo, yo prefiero sin añadirle agua, es decir, simplemente dándole calor al azúcar hasta transformar su estado sólido a líquido. 

Para ello, pondremos los 150 gramos en una sartén o cazo antiadherente (pequeño) y a fuego medio. Sin más!!! Le vamos dando vueltas para que no se nos queden granitos de azúcar sin fundir.

Si os gusta un caramelo más líquido, añadidle un par de cucharadas de agua a la sartén.

Una vez tenemos el caramelo lo vertemos en el molde o los moldes que vayamos a utilizar.

Ahora vamos a por el pudin.

Aromatizamos la leche poniéndola, junto con la ramita de canela, en un cazo u olla al fuego. Cuando vaya a arrancar a hervir, la retiramos del fuego, la tapamos y esperamos unos minutillos.


Mientras, vamos cortando el pan en trozos pequeños. 

Ponemos en un recipiente grandecito, los trozos de pan, vertemos la leche (sin la rama de canela) y dejamos que el pan se vaya empapando. Añadimos los huevos y el azúcar y con la ayuda de la turmix, batimos y mezclamos todos los ingredientes.

A mí me gusta que quede todo trituradito, pero esto va a gustos. 

Cuando ya tengamos la mezcla lista, la vertemos en el molde o moldes caramelizados y a hornear, lo haremos (con el horno precalentado previamente) a 190º durante unos 50 minutos y al baño maría.

No os asustéeeeisss!!! Que es muy fácil!!!! Como hemos hecho en otras recetas, como por ejemplo (flan de mascarpone) se trata de poner los moldes en una bandeja, y añadir agua (en la bandeja) hasta que el agua cubra la mitad o un poquito más de dichos moldes. No pongáis mucha más que no queremos que se nos moje el pudin!!!

Y a esperar que cuaje esta maravilla de postre.

Pasados estos 50 minutos, podéis pinchar con un palillo o con un cuchillo para verificar que esté bien cocinado y que no nos quede crudo. esto dependerá del tamaño de los moldes y del horno. 

Pues nada, lo dejamos enfriar, y a la nevera!!! Que ricoooooooooooooooooooo!!!! Aiiixxx que ganas tengo de comerme el postre de hoy!!! Y tu??? No te vas a permitir este caprichito??? Piensa que no lo haces por ti, es por no tirar el pan ;)

Espero que sí, que os animéis, que probéis esta receta de aprovechamiento, y que me odiéis por descubriros otro vicio del que estabais a salvo!!! jajajajajaj

Un besazo enormeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee

Que paséis una bonita semana, recordad no dormir con el culo al aire, y con el horno en marcha tu casa es más hogar, y más cálida, no lo olvides!! ;)

Hasta la semana que vieneeeeeeeeeeeeeeeeeeee!!

Desi.




miércoles, 18 de noviembre de 2015

Cocido facilísimo de garbancitos.

Buenos días!!!

Supongo que ya a estas alturas estáis al día de todo lo sucedido en París, todos los atentados, muertes, rehenes, y un largo etc de cosas horribles, no?? 

Estaréis conmigo que estos sucesos tan horribles, como es el terrorismo, no los debería sufrir nadie en el mundo, y es una pena que todos empaticemos (y me pongo la primera) con las familias afectadas de Francia pero que las de Siria las tengamos más en el olvido, en un segundo plano.

No pretendo dar juicios de valores!!! No por favor!!! Soy la primera que los odia, pero sí es cierto que a veces se nos olvida que lo importante son las personas, no su procedencia, la lengua que hable o la religión que practique. 


Ojalá todos fuéramos niños en ese sentido, esa inocencia que les hace NO tener prejuicios y que ellos a la hora de hacer amigos en el cole no se fijan (ni son conscientes) del color, origen o lengua maternal del amiguito o amiguita de clase. 


En fin, y qué decir de la respuesta que ha tomado el gobierno!!! Pero desde cuando la violencia se arregla con más violencia? Madre mía!!! 

Solo pienso en los magnates y mangantes que se están frotando las manos con todas estas desgracias. Una vez más siempre ganan los mismos. 

El pueblo sufre las consecuencias de las malas gestiones y decisiones de su gobierno, y que podemos hacer al respecto? NADA! Bueno, lo que nos queda para "luchar" es intentar NO tener miedo, y creer en la paz, en creer y esperar que algún día se destruya el mercado armamentístico, en decir bien fuerte NO a la guerra, en ayudarnos unos a otros, en tener los menos prejuicios posibles, en repeler todo tipo de terrorismo y violencia y no dejarnos engañar por aquellos que quieren tenernos controlados.

Pero bueno, esto es solo la humilde opinión de una Catalana, en el salón de su casa francesa, escribiendo un blog (no solo) de cocina.

Cambiamos de temaaaaa!!!!

Qué me decís? Apetecen o no los platitos de cuchara??? Pues aquí sí!!! Aquí ya llevamos días con un frío.... madre mía!!! Así que os traigo estos exquisitos Garbanzos:


Miedo al cocido???? Pues se terminóooo!!!! Es tan tan tan tan fácil que no os lo vais a creer!!!!

Soy fan número uno de los "garbancitos", ese caldito rico, esa combinación de sabores en boca... aiiixxxx qué bueno!! Y lo mejor de todo es que estén blanditos!!! Esto ya es para morir de gusto!!!

Pues para ello no os penséis que necesitamos todo un día de cocción!! Mirad, mirad!!

Ingredientes:

(para 3-4 raciones)

  • 300-350 gr Garbanzos secos (me encantan los pequeños)
  • 2 Tiras de panceta de cerdo (o un trocito de tocino blanco)
  • 1 Hueso salado de ternera (para el caldo)
  • 1 Muslo y contramuslo de pollo
  • 1 Puñado de judías verdes frescas

Proceso:

Cuando cocinamos legumbres, lo más importante, o casi lo más importante de todo, es el remojo. De 15 a 24 horas es lo ideal. 

Es muy importante hidratar los garbanzos para que luego nos queden bien tiernos, que ya sabemos que los dentistas van caros!! (Un beso Diana, mi odontóloga preferida!!)

Si soy sincera no cuento las horas que están los garbancitos en remojo, lo que hago es que si mañana quiero hacer cocido, hoy al medio día o por la tarde los pongo ya en remojo, que suele ser más veces por la tarde que al medio día, la verdad.

Hay muchas manías en cuento a qué agua poner, yo pongo la del grifo, que no esté caliente, y en un recipiente bastante grande con muchíiiiisima agua ya que los garbanzos al hidratarse crecen, y deben estar cubiertos de agua constantemente.

Bueno pues cuando ya tengamos los garbanzos bien hidratados, los escurrimos, los ponemos en una olla rápida y le agregamos el resto de ingredientes, el pollo, el hueso salado, las judías verdes, el pollo y la panceta a trocitos.

En este caso no tenía panceta pero sí un trocito de tocino blanco, así que lo corté a lonchitas y para la olla!!!

No os lo he puesto porque siempre se me olvida y ya nunca lo pongo, pero también le podéis añadir un "cubito maggi" o pastilla de caldo de pollo. Esto ya como prefiráis.

Ponéis el "máximo" de agua (no caliente) que os permita la olla si es la pequeña, o unos 6 litros si es la olla grande. La cuestión es que os debe quedar caldito, que es lo más rico de todo!!! 

Así que cerráis la olla, y la ponéis al fuego durante 50- 60 minutos. 

Para entonces, retiramos del fuego, destapamos (ojo!! siguiendo las instrucciones de la olla) y probamos de sal (veréis que no le hemos puesto así que rectificamos de sal si es necesarios), miramos que nos quede caldito y probamos que estén los garbanzos blanditos.

Si están duros, los ponemos un ratito más, si les falta caldo añadimos más agua y que cueza durante unos 5-10 minutos más, y listooooosss!!!

Lo bueno de estos platos es que son geniales para combatir el frío, para los que comen de tupper en el trabajo, para congelar, y un largo etc.

Espero que con esta receta le hayáis perdido el miedo al cocido, y como veis no es muy calórico!!! Es ideal!!!! De verdad!!!

Una vez más, comparto con vosotr@s una de las recetas de mi mami!!!! Aiixxx como la echo de menos!!!! Mañana faltará un mes para poder abrazar a mis papis!!! Toma yaaaa!!! Eso no es naaa! ;)

En fin amores... espero que paséis una estupendísima semana, que no dejemos que ganen los malos, que disfrutemos de la vida todos los días y que alegremos nuestro paladar ;) Eso sí, si es en buena compañía mucho mejor!!!

Un besazo enormeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee
Desi.


miércoles, 11 de noviembre de 2015

Fingers de pavo

Buenos y festivos días!!!

Hoy en Francia se celebra el aniversario del Armisticio del 11 de Noviembre de 1918 , un tratado firmado en la Primera Guerra Mundial entre los aliados y el imperio alemán. 

Pues sí sí, eso se celebra hoy en Francia!!!

Nosotros en casa, anoche, tuvimos nuestra propia fiesta, una cena de "despedida" a Ángel, se le terminaron las vacaciones y tiene que volver a su tierra. Espero que sea un hasta pronto, porque la verdad que es majísimo!!! Junto con Mari Llanos, hacen una pareja encantadora, ya os lo he dicho en otras ocasiones.

Bueno, por otra parte sigo con mis "dolencias" jajaja. La edad no me perdona y estoy echa un asquito jajaja pero bueno ahí voy, con mi dolor de muñeca, codo y rodilla, sin dejarme de lado las cervicales!! jajajajaj Necesito retomar el deporte pero yaaaa!!!!

En fin, hoy os traigo una receta de esas que todos hacemos en casa, pero quizás con un formato diferente, ideal para los niños, y no tan niños, Fingers de pavo.



Todos en casa hemos hecho carne rebozada (del tipo que sea), pero este formato a tiras es muy divertido, queda super crujientito y muy atractivo.

Sobretodo si conseguís tiras largas (según el tamaño de la pechuga) luego resulta adictivo!! Sabéis el efecto que crean las patatas fritas? Sí síii, ese efecto que causa en las personas, ese que hace que siempre quieras coger la más larga? jajajaja Sabes de lo que te hablo porque tú también lo haces!! Seguro!!!!  ;) Pues bien, con los fingers pasa igual!!! jajajajajajaj Ya veréis ya!!!


Ingredientes:

(para dos raciones)
  • 1 Pechuga de pavo (o pollo)
  • 1 Huevo
  • Pan rallado (casero o comprado)
  • Aceite para freír 
  • Pimienta (opcional)

* Para acompañarlo, he frito unas patatas a dados y he hecho una salsa de tomate casera. 


Proceso:

Empezamos limpiando los trocitos de grasa que pueda tener la pechuga de pavo o pollo. Una vez limpia, la cortaremos a tiritas. Yo prefiero hacerlo a lo "largo".

Una vez tenemos las tiritas hechas, ponemos en el fuego una sartén con bastante aceite, unos dos dedos aprox. 

Mientras el aceite va cogiendo temperatura, salamos (y si queréis también podéis poner un poquito de pimienta) las tiras, y las iremos pasando por huevo y luego por pan rallado.

Para ir más rápido, lo que hago es poner toda la pechuga en el huevo batido y lo mezclo bien para que se impregnen bien todos los trocitos, luego con un tenedor voy cogiendo tira por tira para rebozarla de pan rallado.

Y cuando el aceite está listo, pues allá que vamos, a freír todos los fingers!!!

Cuando estén doraditos los vamos sacando y poniendo en un plato con papel absorbente, para quitarle el exceso de grasa. 

Y ya están listos para servir, eso sí, antes te habrás comido uno o dos!! jajajaja Es inevitable, y que los tuyos no pisen la cocina porque si no, no llegarán a la mesa!!! jajajajaj

Pues nada, hoy una receta de las faciliiiisimasss pero que nunca fallan!!!!

No os penséis que es lo mismo filetear la pechuga y rebozarla!!! A priori parece que sí, pero no lo es!!! Al hacer tiras, hay más rebozado, por lo tanto hay más parte de crujiente en proporción a la carne que si la fileteamos. Por otra parte, cunde más porque con una pechuga comen dos personas. Así que es una buena manera de estirar el presupuesto. 

Y bueno, con este antojo me despido!!! Que se me enfrían!!!

Un besazo enormeeeeeeeeeeeeeee!!

Nos vemos la semana que viene!! Que disfrutéis de todos y cada uno de los días y de cada una de las sonrisas que os dedican, no las paséis por alto!!!

Aquí os dejo la mía!!!

:)

Desi.



miércoles, 4 de noviembre de 2015

Picadillo de arroz

Hola holaaaaa!!!!

Como ha ido el finde??? Ya he visto que much@s de vosotr@s os habéis disfrazado y a la par habéis hecho algunas de las recetas que os había sugerido!!! Que guay!!!! Ya sabéis que me encanta que me hagáis participe de ello!!! Mil gracias!!!! Sois geniales!!!

Pues yo....vaya semanitaaaaa!!! Des del jueves que estoy pachuchilla... empecé con mareos y vómitos (tranquiol@s que no estoy embarazada) seguido de dolor de cabeza y barriga... con un finde en el que la muñeca y el codo izquierdos empezaban a dar guerra (no han parado aún) y bueno me planto en el miércoles siendo la pupas por excelencia jajajajajajaj

Pero estoy bien!!!! Ya no tengo garantía, así que esto es lo que hay.

Bueno, con este frío no es de extrañar que en breve también sume un resfriado a esa interminable lista jajajajaja esperemos que no y que ahora solo pueda empezar a encontrarme mejor. 

Lo que sí es verdad es que nada de lo dicho me ha quitado el hambre jajaja así que hoy os traigo un antojo, y noooooo no estoy embarazada!!! 

Esta receta va para todo@s aquell@s que creen y dicen que se me pasa el arroz:



Picadillo de arroz, o arroz con tropezones, como me gusta llamarlo a mí.

Me apetece algo calentito y de cuchara, a ti no???? Pues es ideal!! Me encanta!!! Es una receta heredada de mi yaya Luisa, (madre de mi padre) os he hablado poco de ella porque por desgracia hace demasiados años que murió y tuve muy poco tiempo para conocerla, solo 9 años de los cuales no dejé de ser una cría.

Sé que por desgracia, el cáncer, del tipo que sea, se lleva a muchas personas, pero cuando te toca de cerca, siempre duele un poquito más.

Mi yaya era una mujer a la que me hubiera encantado conocer siendo yo adulta, era una mujer súper moderna, en su vida tomó decisiones muy duras siendo muy fuerte, alocada o enamoradiza, nunca lo sabré, pero sí sé que me hubiera encantado tener largas charlas con ella, de temas importantes y de temas banales, cualquier tema hubiera sido enriquecedor, estoy segura.

Una mujer muy moderna para su época, una madre dura y recta, una abuela cariñosa y una suegra 10!!! O por lo menos eso dice mi madre.

Me podría tirar horas hablando de ella (mientras se desliza alguna que otra lágrima por mis mofletes) pero no os quiero aburrir, Solo os diré una cosa más, mi yaya Luisa también era una gran cocinera, y aunque no pude cocinar mucho con ella, por mi padre me llegan algunas de sus recetas, y ésta es una de ellas, espero que os guste!!!!

Ingredientes:

(para 3-4 raciones)

  • 250- 300 gr. Arroz redondo, extra o bomba
  • 90-100 gr. Jamón serrano
  • 2-3 Huevos
  • 2 Chuletas de cerdo (o trozos de lomo)
  • 1 Hueso salado de ternera (para el caldo)

Proceso:

Ponemos un cazo o una ollita los huevos a cocer, con 7-9 minutos nos basta para que estén cocidos, no necesitamos más. Truco!!! Para que se pelen más fácilmente después, añadid al agua una gran cantidad de sal. Ya veréis qué diferencia!!

Ponemos también una olla grande al fuego con unos 3 litros de agua, las chuletas de cerdo y el hueso salado. Lo dejamos que hierba unos 10-15 minutos.


Pasado este tiempo, añadimos el arroz y que vaya cociendo.

Mientras, vamos cortando el jamón a trocitos, pelando los huevos y también cortándolos a trocitos pequeños. Recuperaremos las chuletas y haremos lo mismo, cortaremos a trocitos pequeños.

El arroz debe estar casi a punto (mientras hemos ido cortando los "tropezones") así que añadiremos los trocitos que hemos preparado.



Daremos el último hervor hasta que el arroz esté en su punto, probaremos de sal y listos!!!! A por la cuchara!!!

No debe quedar un arroz espeso, como veis en la foto debe quedar como una "sopa", que haya caldito, que el arroz esté suelto. Cada arroz necesita su correspondiente cocción, dejaos guiar por las instrucciones del fabricante. Si se os ha quedado muy espeso añadid un poquito más de agua y que haga el último chup chup.

Y bueno, esto es todo, a la hora de servir, quitad el hueso blanco que pusimos en un inicio y servid a vuestros comensales, de manera que haya un poquito de todo en el plato, caldito, huevo, jamón, chuleta y arroz!!!

Consejo: No echéis sal hasta el último momento puesto que el jamón y el hueso son salados.

Qué os ha parecido?? Genial para combatir este frío no??? Bueno he de decir que a mí me gusta hasta tanto este plato que hasta frío y reposado lo disfruto. No es lo ideal porque el arroz queda más pasado pero.. a mí me encanta!!! Era una buena opción para llevarme al trabajo en el tupper, pero bueno esto ya son cosas mías.

Considero que es una receta fácil, completa y que va genial cuando no sabes que hacer, porque es plato único!!!

Espero que os guste, que lo probéis, que entréis en calor, que saboreéis cada cucharada y que disfrutéis en compañía que es lo más bonito del mundo!!!! 

Un besazo enormeeeeeeeeeeeeeeeee y nos vemos la semana que vieneeee!!!!! Muuuaaaaakisssss!!!

Desi.



miércoles, 28 de octubre de 2015

Buñuelos de patata (de todos los santos)

Buenos díaaaass!!!!

Aiiixxx que ganitas tengo de que sea ya mañanaaaa!!! Porfin me traen un horno nuevo!!!! Ole ole oleeeee!!!

Este fin de semana... mientras hacía un estupendísimo Bizcocho, se me murió de golpe el horno. 

Como ya sabéis, llevaba muuuuchos meses trampeando con él y haciendo malabares para poder utilizarlo, pues bien... ya llegó su hora! Y mañana me traen el horno nuevo!!! Impaciente estoy!!!

Esta semana todo el mundo habla de lo mismo... del comunicado de la OMS respecto al consumo de la carne roja y carnes procesadas... en fin, dentro de poco no sé con qué voy a poder cocinar!!!

Me parece horrible todo el boom que está ocurriendo y las comparaciones o equivalencias que hacen, Evidentemente que no tengo nivel (ni de lejos) para cuestionar dichos estudios pero que se equipare con fumar... me parece horrible.

Entonces, ahora entiendo a todos los fumadores (o eso creo), porque cuando me como un entrecot, o un solomillo al punto, rojito pero sin que sangre, hecho en unas buenas brasas... disfruto como nadie!!! Claro si los fumadores sienten esto mismo con cada cigarro... jajajajaj bromas a parte (o no) como mi padre (que es muy bruto), "De algo tendremos que morir", no??? Pues que sea disfrutando!!

Bueno, bueno, bueno, cambiando radicalmente de tema, ya queda poquito para la castañada, halloween o el día de todos los santos, así que esta semana os traigo otra receta típica para estas fechas. 

En Menorca, se suelen hacer estos tradicionales Buñuelos de patata (o boniato) para celebrar el 1 de noviembre.



Son muchas y muy distintas las fiestas para estas fechas, lo importante es disfrutarlas!!! 

En mi casa toda la vida se han hecho Panellets, dulces tradicionales catalanes. Recuerdo que hacíamos hasta para las vecinas jajajaja y no me refiero a darle unos poquitos a las vecinas, sino que las vecinas nos hacían pedidos directamente!!! jajajajaja 

Disfrutaba como una enana!!! Siempre me ha encantado cocinar con mi madre, y cuando se apuntaba mi padre ya era la leche!!!! Los tres haciendo bolitas y decorando... aixxx qué recuerdos!!!

Bueno también os confesaré que algún que otro año he celebrado Halloween con los amigos, pero vamos que se puede disfrutar de las castañas asadas y de los panellets con el disfraz de muerto viviente encima hehehehe ;)

En fin, hay muchas recetas tradicionales para el día de todos los santos, pero va variando por zonas.

La semana pasada os enseñé las Gachas dulces de Úbeda y hoy estos deliciosos buñuelos de Menorca.

Ingredientes:

 (para 50-60 unidades)
  • 300 gr. Patata (o boniato)
  • 1 Huevo
  • 100 gr. Mantequilla
  • 150 gr. Azúcar
  • 400 gr. Harina
  • 25 gr. Levadura fresca
  • Aceite de girasol (para freír)
*Necesitaremos unos 100-130 gr. de azúcar extras para decorarlos. También le podéis añadir una cucharadita de canela.

Proceso:

No es una receta de las fáciles y rápidas, tiene su tiempo y su elaboración, pero ya veréis como paso a paso nos salen unos deliciosos y esponjosos buñuelos.

Pelamos y cocemos las patatas. Cuando estén listas, reservamos un poquito del caldo de la cocción, (unos 2 o 3 dedos de un vaso o un vasito de café) y lo atemperamos. 

Ponemos las patatas en un plato. Las chafamos con un tenedor como si fuéramos a hacer un puré, que no queden trocitos. Podemos aprovechar y poner la mantequilla para que se deshaga fácilmente con el calor de la patata.


Por otra parte, cuando se nos haya atemperado el caldo de la patata (yo lo pongo en el congelador para que se enfríe rápido), diluimos la levadura fresca.

En un bol grande, o, como en mi caso, en el recipiente de mi pinche de cocina (la amasadora), mezclamos el huevo con el azúcar y removemos. Añadimos la mezcla de patata y mantequilla, y volvemos a remover. Añadimos la levadura diluida y la harina.

Mezclamos y amasamos bien todos los ingredientes, debe quedar una masa consistente y pegajosa. La dejaremos levar unas dos horas como mínimo. Truco!!! Yo siempre que puedo dejo levar las masas dentro del horno apagado o del micro, para que se cree un microclima y facilitar el proceso de levado. 

Pasado este tiempo, veréis que ha duplicado, casi triplicado su volumen,

Una vez ya haya pasado este tiempo podemos empezar a freír los buñuelos. Los podéis hacer con la forma que queráis, pero en Menorca los hacen con un agujerito en el centro. 

Como la masa es bastante pegajosa, os deberéis ir engrasando las manos cada dos por tres. Así que ponéis un chorrito de aceite en vuestras manos, cogéis una bolita de masa, la redondeáis con las manos y pincháis con el dedo meñique hasta traspasar la bolita, y lo dejamos caer al aceite caliente. No pongáis un fuego muy alto o se os quemarán por fuera y se quedarán crudos por dentro. Mejor flojito y con paciencia.
Debe haber bastante cantidad de aceite para que el buñuelo flote.

Cuando estén doraditos por las dos caras, los sacamos y ponemos en un plato con papel absorbente (para quitarle el exceso de aceite). Sin que enfríen del todo pero no recién salidos del aceite, los pasamos por azúcar (y canela si queréis).

Y así hasta terminar la masa. Es un proceso un poco engorroso porque la masa es pegajosa, y si no conseguís hacerle el agujero, no os preocupéis!!! Podéis hacerlo con un par de cucharas (como en Buñuelos de viento de semana santa) o hacer bolitas con las manos engrasadas. Esto ya es a vuestra elección.

Pues nada, ya tenéis otra opción para sorprender a los vuestros en estas fechas, bueno en éstas y en cualquiera!!!!

Espero que disfrutéis en la cocina, en las fiestas y en la vida en general!!!!

Un besazo enormeeeeeee!!! Feliz semanaaaa!!!

Desi.






miércoles, 21 de octubre de 2015

Gachas dulces (de todos los santos)

Buenos díaaaass!!!

Qué tal???? Cómo ha ido la semana??? Cómo van esas ganas de cocinar???

Yo estoy de vacaciones (de las clases de francés) pero esta semana voy a tope!!!! Estoy liada con el concurso que os comenté la semana pasada en Patatas "rancheras" estilo Foster's , que por cierto tengo que daros las gracias una vez más porque han resultado ser todo un éxito.

Por otra parte me estoy poniendo al día en cositas de Scrap que tengo acumuladas. Pero la semana que viene, que espero estar más tranquila, haré un súper maratón de scrap!!

Y sabéis qué??? Este finde pasado vino el novio de Mari Llanos, nuestra amiga manchega, y fue todo un placer conocerlo!!! Que majo!! Son una pareja encantadora!!! Nos lo pasamos genial, reíamos sin parar mientras disfrutábamos de unas buenas Crêpes.

No todo ha sido bueno, el papi de una amiga nos ha dejado y la verdad que duele.

En fin, no me quiero poner triste y mucho menos poneros a vosotr@s tristes heheheheh así que para  endulzar un poco estos momentos, tengo una recetita enfocada al día de todos los santos, Gachas dulces.



El año pasado si os acordáis os explicaba que en Cataluña, mi tierra, la noche del 31 se celebra la Castañada y a parte de castañas y boniatos asados, se comen Panellets, unos dulces muy tradicionales que hasta en el colegio de pequeños los preparábamos en clase todos juntos!!

Pues con todo mi respeto por las recetas tradicionales de otros lugares... he hecho mías las Gachas dulces típicas del día de todos los santos en Úbeda. Me encanta el dicho que tienen de "Quién come gachas en los santos, está guap@ para todo un año", así que ya sabéis!!!! A por las gachas!!!


Ingredientes:

(Para dos raciones)
  • 500 ml Leche
  • 35-40 gr. Maizena (harina de maíz)
  • 80 gr. Azúcar
  • 1 rama de Canela
  • 1-2 Trozos de piel de limón 
  • 1 Chorrito de anís (opcional)
  • 25-30 gr. Pan
  • Aceite para freír


Proceso:

Debo deciros antes de empezar que la receta original y tradicional es con harina pero soy una fanática de las gachas con maizena por lo fáciles y riquísimas que quedan.

Por otra parte, también deberían llevar matalaúva en grano pero es que lo odio con todas mis fuerzas, vosotr@s si queréis podéis freír una cucharada sopera y añadirlo a la leche cuando la pongamos a hervir.

Dicho esto, empezamos!!!

Cortamos el pan en trocitos o en "pellizcos", el pan puede ser de cualquier tipo que tengáis por casa. Lo freímos en aceite (con un dedito es más que suficiente) y cuando los trozos estén doraditos los sacamos en un plato con papel absorbente para quitar el exceso de grasa.

Ponemos 400 ml de leche a hervir (reservando 100 ml) junto al azúcar, el anís, la ramita de canela y los trozos de piel de limón. Recordad quitarle la parte blanca del limón, comos siempre os digo, para que no amargue el plato.

Cuando arranque a hervir, retiramos del fuego tapamos y dejamos infusionar unos 2-5 minutos.

Mientras a los 100 ml de leche, que habíamos reservado, le añadimos la maizena y removemos bien hasta que quede una mezcla homogénea sin grumos (la leche fría mucho mejor).

Volvemos a poner la leche caliente al fuego y cuando vuelva a hervir le añadimos la mezcla que hemos preparado con los  100 ml de leche y la maizena.

No dejamos de remover y ya veréis que automáticamente empieza a espesar. Cocinamos unos minutos sin dejar de remover y listas!!! Ya las podemos retirar del fuego y quitarle la canela y el limón.

En dos cuenquitos o platitos ponemos las gachas y sin que se enfríen le ponemos los "tostones de pan" que teníamos fritos.

Si queréis podéis espolvorear un poquito de azúcar y de canela por encima y a comer!!!

A pesar de que a mí me gustan de todas las maneras, os las recomiendo calientes o tibias ya que si no el pan se reblandece, pero vamos que frías también están ricas, si sobran no las tiréis y al día siguiente, las tenéis listas :)

Ya me contaréis de qué manera os gustan más a vosotr@s!!!

Pues esto es todo esta semana, os espero el miércoles de la semana que viene con más y mejor!!! o eso espero ;)

Sed felices!!!!! Disfrutad en la cocina y fuera de ella!!! Un besazo enormeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee

Desi.

PD: Esta receta está dedicada especialmente a aquellos que nos dejaron recientemente, un beso estés donde estés "Papi-Rosa".